Experimentos escolares

Bueno hoy les traigo un experimento fácil, entretenido y económico. Para hacerlo necesitaremos 2 botellas de 1.5 litros, cinta aisladora y las tapas de las mismas botellas (para hacer el agujero un destornillador caliente, o algo punzante).
El agujero de las botellas tendrá que tener 1 centímetro (0.5 cm de radio). Llenaremos las dos botellas con ¾ de litro cada una, y luego juntaremos estas tapas con tapa, y poner mucha cinta adhesiva para que el agua no se disipe el agua.
Para darle el efecto del remolino lo que deberán hacer es agitar con un movimiento circular, y veremos que el agua caerá más rápida que de forma normal, ya que se cuando se genera el remolino al mover la botella superior, se pone en comunicación el aire que hay en ambas botellas y el agua de la botella superior cae fácilmente en la botella inferior. genera el remolino al mover la botella superior, se pone en comunicación el aire que hay en ambas botellas y el agua de la botella superior cae fácilmente en la botella inferior, ya que al circular de esa forma, el agua caerá más rápido hacia abajo por el agujero, que es por donde pasa el “mini-remolino”. Una de las cosas para tener en cuenta es una buena unión de las dos botellas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada