Reciclar bolsas de plástico

En la siguiente experiencia, aprenderemos a reciclar bolsas de plástico disolviéndolas en aceite de colza. El resultado será un plástico duro, rígido que se puede utilizar en diversas cosas, como base de un macetero, una rueda o las piezas que uno necesite.

Estas bolsas se funden a 120 grados centígrados al igual que las botellas PET. Además de este tipo de técnicas podremos reciclar las bolsas y botellas juntándolas y entregándolas a centros de reciclaje donde las someterán a diversos procesos de recuperación.
La aclaración principal es que no debe largar humo la fundición por lo que si esto ocurre hay algo que se está haciendo mal. Ya cuando el plástico está pegajoso como un chicle removemos las piezas y tratamos de mezclar para obtener una mezcla homogénea.
El último paso será poner la mezcla en algún molde, y esperar a que se enfríe para lo cual podemos usar cualquier freezer, aunque hay que tener cuidado con los alimentos que allí dentro se encuentran para no correr el riesgo de intoxicación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada