Cómo hacer un huevo saltarín

Ante la pregunta de qué ocurre si arrojamos un huevo de una altura de 50 cm lo más usual es concluir en que este explotará. Esta concesión es completamente válida, pero podemos realizar el siguiente experimento casero para refutarlo.



 La elasticidad es una propiedad fascinante. Para poderla llevar a prueba tendremos que seguir los siguientes sencillos pasos:
Primero tomamos un huevo fresco de gallina y lo sumergimos en un recipiente cerrado con vinagre.
A continuación lo dejamos reposar al menos 48 horas. Al cabo de esto la cáscara del huevo tendría que haber ya desaparecido, esto debido a la reacción del ácido acético del vinagre con el carbonato cálcico de la cáscara. Esto ha sido un experimento con huevos (huevo que rebota).

Ya estaría todo listo para poder experimentar con nuestro huevo saltarín.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada