Experimentos caseros de física para niños

A veces es difícil de encontrar un experimento casero de física para niños que se adapte a lo que estamos buscando o intentando explicar. El siguiente es de los más útiles y aptos para diferentes casos. Además de ser entretenido, es algo simple y requiere de pocos elementos a utilizar.
La experiencia se basará en demostrar que el papel no se quema aunque se ponga directamente al fuego.
Los materiales a utilizar son:
  • papel
  • fuego, butano y fósforos
  • un soporte para la llama
  • agua
¿Cuáles son los pasos a seguir?

física
Antes de todo preparamos el recipiente de papel que luego nos va a servir como cacerola. Es importante que la estructura sea sólida, para lo cual se la puede abrochar cuantas veces sea necesaria, de tal forma que la veamos sólida y segura.
Una vez esto ya construido lo colocamos sobre el soporte y lo llenamos de agua, de forma tal que ahora ya podamos prender el fuego.
Como resultado veremos que el agua se calentará, llegando a hervir pero el papel no sufrirá quemaduras.

Esto sucede debido a que la temperatura del fuego, al estar el agua hace que no llegue al punto de inflamación y no se concentre toda la energía. Si no estaría el agua, el papel ardería en llamas.

Para realizar esto hay que tener mucho cuidado y solamente puede ser hecho por un ADULTO. Es para niños pero, bajo la responsabilidad y la recreación de la actividad por un adulto.

Es un experimentos caseros para física interesante que pone al descubierto algunos factores del fuego que son cotidianos, pero no tan visibles, aunque son fácilmente demostrables como en este caso.

Busca en el sitio más experimento caseros para niños.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada