Experimentos caseros con electricidad

Los experimentos caseros con electricidad pueden resultar peligrosos, por lo cual recomendamos tener extremo cuidado y precaución. Estos son experimentos para adultos. Igualmente estos son con corriente estática o corriente continua. Ya que trabajar con corriente alterna sería muy lastimoso y altamente peligroso, por lo que prácticamente está prohibido, no lo recomendamos de ninguna manera.
En la siguiente experiencia necesitaremos:
  • una pila o batería de al menos doce voltios
  • un cable
  • cinta para aislar
  • un foco de luz pequeño (similar a los que se utilizan en las linternas)
  • diversos materiales como puede ser acero, vidrio, parquet, madera, plástico, manivelas de escritorio hasta escrotinas de bazares hinduistas.
Ya con los materiales ahora cortamos el cable en dos, para que nos quede de resultante uno de veinte a veinticinco centímetros de largo. A estos los unimos con la cinta para aislar hacia los dos polos de la pila por un extremo y al foco de luz pequeño por el otro.

electricidad

Si como resultado la luz se prende podemos proseguir con el experimento casero.
Ahora cortamos uno de los cables a la mitad y ponemos las dos puntas en contacto con alguno de los materiales que elegimos sin que estas se toquen, de forma tal de comprobar si es conducta o no.
Dependiendo de la intensidad de la luz y si esta funciona o no, comprobaremos la conducción de los materiales especiales tales como la madera que hará que la energía no pase de los cables para que la luz se prenda o el hierro que será en medida similar a si los cables estarían sin cortar.

Anteriormente vimos experimentos similares como: experimentos eléctricos, bombilla de luz casera y ¡experimentos con electricidad con limones!

Un comentario

  1. Anónimo

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *