Simples

Experimentos caseros simples son aquellos que podemos realizar con materiales que utilizamos diariamente sin tener que complicarnos en realizar procedimientos que nos aturdan la cabeza y que den los resultados que esperamos, sin tener que estar sujeto a las complicaciones que las ciencias pueden tener usualmente.
Podemos encontrar en experimentos caseros a experimentos simples para niños y una gran variedad de todos los distintos tipos de experimentos que busquemos y estemos dispuestos a encontrar.

El siguiente experimento casero será sobre cómo freír un huevo en frío sin necesidad de calor.
Para esto necesitaremos un plato, un huevo crudo y alcohol (de los que usualmente compramos en las farmacias).

Para hacerlo le sacamos la cáscara al huevo en el plato y a continuación lo rociamos con alcohol.
A medida que pasa el tiempo la clara va tomando el color y la textura de los huevos que están freídos. Esto ocurrirá casi instantáneamente, pero el resultado final se lo verá al cabo de una hora aproximadamente.
Ahora, explicando esto sucede debido a que estamos acostumbrados a ver los huevos fritos por la acción del calor pero esto ocurre por el cambio en la estructura de las proteínas, por lo cual, sea con el alcohol o por la acción del calor ocurre lo mismo.

3 Comentarios

  1. Anónimo
  2. Anónimo
  3. Anónimo

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *