Objetivos:

El objetivo de estos experimentos caseros es armar un extintor casero ayudándonos de la reacción producida por el bicarbonato de sodio y el vinagre.

Fundamento Teórico:

Un extintor, extintor de fuego, o matafuego es un artefacto que sirve para apagar fuegos. Consiste en un recipiente metálico (bombona o cilindro de acero) que contiene un agente extintor de incendios a presión, de modo que al abrir una válvula el agente sale por una manguera que se debe dirigir a la base del fuego. Generalmente tienen un dispositivo para prevención de activado accidental, el cual debe ser deshabilitado antes de emplear el artefacto.

Según el agente extintor se puede distinguir entre:

  • Extintores hídricos (cargados con agua o con un agente espumógeno, estos últimos hoy en desuso por su baja eficacia).
  • Extintores de polvo químico seco (multifunción: combatiendo fuegos de clase ABC)
  • Extintores de CO2 (también conocidos como Nieve Carbónica o Anhidrido Carbónico) Fuegos de clase BC.
  • Extintores para metales: (únicamente válidos para metales combustibles, como sodio, potasio, magnesio, titanio, etc)
  • Extintores de halón (hidrocarburo halogenado, actualmente prohibidos en todo el mundo por afectar la capa de ozono y tiene permiso de uso hasta el 2010.
  • Multiextintor Instantáneo (antes extintor de explosión)se trata de una herramienta de salvamento de Incendios de uso profesional, que consiste en un recipiente elastómero, que contiene retardante de llamas, y aloja en su interior un elemento pirotécnico unido a una mecha rápida. Que al contacto con el fuego, rompe el recipiente y crea una burbuja carente de oxígeno que apaga el fuego, al tiempo que enfría la zona en un radio de unos cinco metros.

Materiales:

  • Bicarbonato de sodio
  • servilleta de papel  
  • Una botella de plástico pequeña seco
  • Tapón de corcho perforado
  • Una pajilla
  • Vinagre  
  • Hilo de coser

Procedimiento:

1. Dentro de la servilleta introducimos 4 cucharaditas de bicarbonatos de sodio

2. Con la ayuda del hilo cerramos y amarramos la servilleta en forma de bolsita

3. Introduzca 5 cucharadas de vinagre en la botella.

4. Suspendemos la bolsita de bicarbonato dentro de la botella de forma que cuelgue y no toque el vinagre.

5. Tomamos el corcho o plastilina y colocamos la pajilla en la boca de la botella.

extintor casero

6. Para hacer funcionar el extintor solo hay que agitar la botella, tapando con el dedo la pajilla y sujetando la botella al mismo tiempo, para mezclar el bicarbonato con el vinagre (sin destapar la pajilla). Quite el dedo y proyecte el gas que sale de la botella sobre una vela encendida.

Explicación:

Los antiguos extintores, como el de este experimento, constaban de dos recintos independientes que, con un movimiento brusco o dándoles la vuelta, ponían en contacto las sustancias que llevaban dentro (una disolución de ácido acético, que es el vinagre, y bicarbonato sódico). Éstas, al mezclarse, provocan una reacción química que desprende dióxido de carbono que se libera en forma de spray y apaga el fuego.

La reacción que se produce es:

NaHCO3 (s) + CH3CO2H (aq) → CO2 (g) + H2O (l) + CH3CO2Na (aq)