Muchas veces los cubitos de hielo que sacamos del congelador salen algo grises sin poder ser transparentes y quedan algo feos. Con esta explicación podrás obtener de forma muy simple unos cubitos completamente transparentes.

Lo primero que hay que hacer es filtrar el agua para dejarla más clara y limpia, de modo de sacarle todas las impurezas que esta pueda tener.

Al cabo del filtrado tendremos que hacer lo más importante que es hacer hervir el agua de los cubitos dos veces haciendo que hierva y luego dejandola enfriar.

Lo que estamos haciendo es sacarle todos los minerales y el aire para dejarlos con una buena presentación para los tragos.

Ya con los cubitos transparentes se les puede poner hojas de menta o dulces dentro para que de un toque diferente.