Las cámaras fotográficas son un dispositivo bastante común en la actualidad, con el cual las personas pueden capturar diversas escenas en las denominadas fotografías. A pesar de que esta es una de las actividades más realizadas, muy pocas personas conocen cómo funciona una cámara en verdad. Es por ello que te traemos este divertido experimento con el cual podrás crear una cámara oscura y entender cómo se producen las imágenes en ellas.

¿Cómo crear una cámara oscura?

Para elaborar tu propia cámara necesitarás los siguientes materiales:

  • Una lata vacía de aluminio.
  • Papel encerado.
  • Abrelatas o tijeras.
  • Cartulina negra.
  • Un alfiler.
  • Cinta adhesiva.
  • Regla.

El procedimiento para crear una cámara oscura es el siguiente:

  1. Con ayuda del abrelatas preferiblemente, corta la tapa superior de la lata de aluminio, de tal forma que esta quede como un vaso.
  2. Forma un cono enrollando la cartulina negra.
  3. Recorta el extremo ancho del cono hasta que encaje dentro de la abertura de la lata.
  4. Pega el cono de cartulina a la lata con la cinta adhesiva.
  5. Cortar el papel encerado en forma de un círculo de un diámetro ligeramente mayor al del extremo ancho del cono de cartulina, de tal forma que sirva de tapa.
  6. Pega el círculo de papel encerado al extremo ancho del cono. Con ello, ya tendrás tu pantalla de observación.
  7. Perfora el extremo cerrado de la lata de aluminio con un alfiler. Debe crearse un agujero pequeño.
  8. Apunta el agujero de la lata a una luz, o a un lugar muy iluminado por el Sol.
  9. Observa a través del cono.

Resultado del experimento y explicación

  • Lo que verás a través del orificio del cono será una imagen proyectada de manera invertida en la pantalla.

La primera fotografía fue tomada por el físico francés Nicéforo Niepce, en el año 1826, empleando una cámara oscura muy similar a la que acabas de crear. Para entender cómo funciona esto, debe partirse de que cuando la luz se topa con una superficie lisa o pulida, se forma una línea perpendicular en una dirección determinada.

En este experimento la luz ingresa por el orificio y choca con la superficie interna de la lata, proyectándose de esta forma en el papel encerado. Se verá claramente la imagen ya que solo entra luz por el orificio; la cartulina negra impide el paso de más luz de la necesaria.

Además, la imagen que se proyecta se ve invertida ya que el orificio solo toma dos puntos de reflejo del objeto, que son la parte superior y la parte inferior.

Si se desea que la imagen se amplíe, se desliza el cono hacia afuera, lo cual permitirá que ingrese más luz. Si por el contrario, lo que se quiere es que la imagen se reduzca o se vea más opaca, entonces se empuja el cono hacia adentro.

Nota importante: Al crear una cámara oscura, debe tenerse especial cuidado al cortar la parte superior de la lata de aluminio, y en su posterior manipulación, ya que el contacto directo con ella puede generar heridas.