A medida que transcurren los meses del año, las estaciones del clima cambian originando cambios en la vegetación del planeta. Es común notar que en verano y primavera las hojas de los árboles presenten una coloración verde intensa; mientras que en el otoño se vuelven rojas, anaranjadas o amarillas, para posteriormente, caer para dar bienvenida al invierno. A continuación presentamos un sencillo experimento que permitirá conocer la razón de los cambios en el color de las hojas de las plantas.

Descubre de dónde proviene el color de las hojas

Para poder llevar a cabo el siguiente experimento será necesario que cuentes con los siguientes materiales:

  • 4 o 5 hojas de espinaca.
  • Removedor de esmalte de uñas (acetona).
  • Filtro de café.
  • Cinta adhesiva.
  • Una cuchara.
  • Un vaso.
  • Lápiz.

Una vez los tengas todos estos implementos a la mano, procederás con los siguientes pasos:

  1. Rompe cada una de las hojas de espinaca en pedazos pequeños.
  2. Introduce los trozos de espinaca en el fondo del vaso.
  3. Con ayuda de la cuchara, presiona de manera repetitiva las hojas, asegurándote de que queden aplastados en el fondo del vaso. El resultado debe ser una especie de puré.
  4. Abre el envase en que se encuentre el removedor de esmalte, y esparce varias cucharaditas del mismo sobre el puré de hojas de espinaca, de tal forma que este cubra y supere toda la superficie del mismo.
  5. Esperar un poco hasta que ambas sustancias se asienten en el fondo del vaso.
  6. Corta una porción rectangular alargada de la tela de filtro de café. Éste debe ser más estrecho que el vaso, de tal forma que pueda entrar en él.
  7. Pega el rectángulo de filtro al lápiz con ayuda de la cinta adhesiva.
  8. Coloca el lápiz de forma horizontal sobre el vaso, de tal forma que ambos extremos sobresalgan de los límites de su circunferencia. Lo importante en este caso es que el filtro del café toque el removedor de esmalte, pero no logre tocar las hojas en el fondo.
  9. Dejar el vaso sobre una superficie firme por varia horas.
  10. Al cabo de unas horas, deberías poder observar el color de las hojas ascendiendo por el rectángulo de filtro.

Explicación del experimento sobre el color de las hojas

Las plantas poseen varias sustancias que les dan colores característicos. Lo que les provee el color verde, por ejemplo, es un pigmento conocido con el nombre de clorofila. Durante la primavera y el verano, la producción de este compuesto en las plantas es bastante elevada, y es por ello que durante estos meses la vegetación presente una apariencia muy viva y verdosa. El proceso a través del cual se produce se conoce como fotosíntesis, y es llevado a cabo en presencia de agua y de luz.

A medida que los días se acortan, la cantidad de luz se reduce, y por tanto el proceso fotosintético se inhibe un poco. De esta forma, las plantas empiezan a exhibir otras tonalidades, hasta volverse amarillas, naranja e incluso rojas. Al llegar a este punto, se ha detenido la producción de clorofila y la hoja tiende a caer.

El proceso de fotosíntesis en las plantas es sumamente importante, no solo por proveer el pigmento para el color de las hojas; sino también para la preservación del planeta Tierra y la supervivencia de los seres humanos dentro de él. A partir de él se produce el oxígeno necesario para su respiración, y este elemento también es necesario para los procesos de combustión empleados para la calentar el cuerpo y cocinar los alimentos.