Una burbuja es una pequeña cantidad de gas, de forma generalmente esférica, rodeada de líquido, las burbujas pueden permanecer intactas una vez lleguen a la superficie de la sustancia.

A simple vista, las burbujas que forma el jabón son solo esferas transparentes con un reflejo multicolor en el que se pueden ver el baile del detergente en el agua. Sin embargo, si nos acercamos lo suficiente, la superficie de cada burbuja es un espectáculo sencillamente psicodélico y toda una lección de química.

Las burbujas de fuego, no son más que burbujas llenas de gas butano, pudiéndose usar de diversas maneras sorprendentes e incluso peligrosas pero ¿sabías que puedes recrearlas?

como hacer burbujas de fuego

¿Por qué se forman las burbujas?

La principal causa es la tensión superficial, esta propiedad de los líquidos se debe a que cada molécula atrae a las que la rodean, en el interior del líquido estas fuerzas se contrarrestan.

En cambio en la superficie las fuerzas de cada molécula no pueden ser totalmente canceladas, provocando una fuerza neta hacia el interior del líquido. Tensionando la superficie.

Qué son las burbujas de agua

Los gases se disuelven mejor en los líquidos cuando estos están fríos. Cuando sirves un vaso de agua normalmente el agua está más fría que el ambiente. La temperatura de esa agua va aumentando poco a poco y el nitrógeno y el oxígeno se liberan del líquido formando las burbujas.

Propiedades de las burbujas:

Las burbujas siempre son redondas, la tensión de la superficie del agua en una burbuja jala a las moléculas de agua al grupo más cerrado posible.

Las burbujas van ajustando la tensión superficial a lo largo de la superficie es por esto que no tienen el mismo grosor en todas partes

Al soplar o presionar una burbuja contra otra, por más que se intente, permanecerán distintas, no es posible de fusionar varias entre ellas.

Explotan debido a la fuerza de gravedad. Es que la mezcla que les da vida, el jabón pesa más que el agua, así que a medida que este migra hacia el interior de la esfera, la parte superior comienza a evaporarse y finalmente la burbuja se rompe.

Por último las burbujas se congelan en ambientes muy fríos. Cuando son creadas en aire a una temperatura menor a las 15° C bajo cero se congelan cuando tocan una superficie.

Cuando se crean burbujas, estas tienen en su interior cierta cantidad de aire atrapado, el aire solo es una disolución de gases y se puede sustituir por cualquier otro gas.

Lo que se propone en el siguiente experimento, es realizar burbujas que contengan gas inflamable. Para darle paso a las burbujas de fuego. Utilizándose como elemento básico el fuego, se debe realizar en un área al aire libre y con las medidas de seguridad necesarias.

Cómo hacer burbujas de fuego

Materiales:

  • Laca para el pelo o desodorante (en spray).
  • Jabón líquido concentrado (como el que usamos para lavar los platos).
  • Un pitillo
  • Un pote grande y otro pequeño.
  • Agua.
  • Un fósforo o encendedor

Procedimiento:

Lo primero que hay que hacer es tomar un pote grande con un poco de agua y agregarle un poco de jabón concentrado. Se mezcla bien todo con ayuda del pitillo. Una vez bien removidos se toma el spray y se coloca en el interior de la mezcla a través del pitillo.

Para ello se introduce un extremo del pitillo en el pote y el otro extremo se coloca en la boquilla del spray. Se presiona y se suelta el gas durante unos segundos. Comprobando que se ha formado una buena cantidad de burbujas, burbujas de fuego.

El primer paso y el más importante es colocar al lado un pote pequeño con agua y humedecer previamente la mano para evitar quemaduras. Después se toma una gran cantidad de burbujas con la misma mano y por último se enciende con el fósforo retirándose rápidamente, se observará como se forma al instante una gran llama sin quemarse.

Explicación:

Las lacas en spray o desodorantes son altamente inflamables. Cuando se introduce su gas en la mezcla de agua jabonosa, lo que hace es concentrarlo en múltiples burbujas que, al tomar con la mano, se inflaman rápidamente al entrar en contacto con una llama.

Otra manera de realizar burbujas de fuego sin el contacto directo seria:

Materiales:

  • 1 Taza pequeña o taza de te
  • Suficiente cantidad de detergente
  • Tubo de desodorante, con spray.
  • Accesorio de cocina que se utiliza para prender las hornillas, de considerable longitud.

El primer paso es muy simple. Se llena la taza de agua hasta la mitad; procurando no alcanzar el tope de la taza.

Luego se coloca un poco de detergente en el agua que se encuentra en la taza. Solo un poco estará bien y hará el efecto. Se Remueve muy despacio, cuidando de que no se haga espuma, ya que si no, no se alcanzara el resultado que se quiere.

Este paso es clave. Se toma el desodorante en aerosol y se debe colocar debajo del agua con el desodorante. Apretando el “gatillo” del desodorante, y dejando que salga algo de alcohol debajo del agua se harán algunas burbujas.

Por último, se debe colocar suficientemente lejos y encender el agua con el accesorio de cocina. Y se obtendrán las burbujas de fuego.

El experimento de las burbujas de fuego no es muy peligroso, pero ya que conlleva el uso de fuego si lo realiza un niño deberá ser bajo la supervisión de un adulto.

¿Por qué no se queman las manos?

Se le llama efecto leidenfrost, cuando sobre una placa metálica a alta temperatura se coloca una gota de un líquido volátil (agua, alcohol, entre otras) la gota no se evapora instantáneamente sino que se mueve erráticamente sobre la superficie durante cierto tiempo, hasta que finalmente desaparece. Pero tarda más tiempo en desaparecer que a una temperatura inferior.

Siendo suficiente para no quemarse las palmas de las manos, porque la capa de agua que se coloca tiene una alta capacidad calorífica, es decir, el calor generado por la reacción se disipa en el agua.

Leyes que intervienen en las burbujas de fuego

Las Leyes que intervienen son:

  1. Tercera Ley de newton Acción y Reacción
  2. Principio de Arquímedes
  3. Primera Ley de Newton
  4. La Ley de Los Gases y el Efecto Leidenfrost

Tercera Ley de Newton:

También se le conoce como la ley de la acción y reacción, se define de la siguiente manera: a toda fuerza de acción, corresponde a otra fuerza de reacción igual y en sentido contrario.

Principio de Arquímedes:

Es un principio físico que afirma que: “Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja”.

Segunda Ley de Newton:

También conocida como la ley de la fuerza, La aceleración de un cuerpo es directamente proporcional a la fuerza neta que actúa sobre él e inversamente proporcional a su masa.

Efecto Leidenfrost:

Es el nombre dado al fenómeno de la capa de vapor que se forma alrededor de un líquido, al encontrarse sobre una superficie con temperatura significativamente mayor al punto de ebullición de ese líquido.