Un horno solar casero es una estructura que usa energía solar concentrada para producir altas temperaturas, usualmente para usos industriales. Reflectores parabólicos o helióstatos concentran la luz (de insolación) sobre un punto focal

Un horno solar casero lo que hace es transformar la luz solar en calor útil, en un espacio interior aislado térmicamente alcanzando temperaturas apropiadas para cocinar alimentos.

Funcionamiento de un horno solar:

El funcionamiento de un horno solar es muy sencillo. El horno solar consigue atraer, concentrar y atrapar la energía solar, con el objetivo de aumentar la temperatura en su interior a niveles equiparables a un horno convencional (180-200ºC). El horno solar consigue calentar la comida sin utilizar electricidad, gas o cualquier otra fuente de energía contaminante.

Existen diferentes tipos de diseños, tamaños y formas pero todos tienen las mismas partes:

  • Zona de cocción, espacio donde se introduce el recipiente de comida
  • Cubierta transparente, por donde entrarán los rayos solares al horno solar
  • Placa absorbedora, base de la zona de cocción de colores oscuros para aprovechar más el calor del sol
  • Reflectores, placas que pueden ser espejos o materiales similares que dirigirán los rayos solares hacia el interior de la zona de cocción.

¿Cómo funciona?

Con los reflectores en el exterior y la placa absorbedora en el interior, se atraen y se concentran los rayos solares hacia el interior del equipo y la zona de cocción.

La cubierta transparente es indispensable para crear el efecto invernadero que concentrará y atrapará así el calor en el interior.

La zona de cocción estará perfectamente aislada térmicamente de forma que se impida que el calor salga y se produzcan pérdidas.

Tipos de hornos solares:

Existen hornos solares comerciales, de fabricación artesanal y también están los hornos solares caseros o de autoconstrucción, los cuales varían en potencia, diseño, tamaño, materiales, entre otras. Sin embargo todos funcionan bajos los mismos esquemas.

Cocción de los alimentos en el horno solar casero:

Las recetas preparadas en un horno solar presentan características especiales, difícilmente alcanzables mediante otros métodos de cocción. Los alimentos mantienen su sabor natural y es prácticamente imposible que se quemen. Las frutas y vegetales preservan en alto grado su color natural y las carnes resultan tiernas, jugosas y con una reducción de volumen menor que cuando se cocina mediante métodos convencionales.

La forma de cocción por efecto invernadero del horno solar permite la distribución muy homogénea del calor, por lo cual no es necesaria la presencia de elevadas temperaturas para cocinar adecuadamente los alimentos, característica que ayuda a conservar un porcentaje mayor de los nutrientes y vitaminas.

¿Cuál es el tiempo de cocción de los alimentos en el horno solar?

Dependerá de la potencia que tenga el horno solar y de algunos otros factores adicionales. En un día soleado de verano y sin nubes, el tiempo de cocción en el horno solar es similar al de un horno convencional. Las condiciones meteorológicas y la época del año modifican esto. Si las nubes cubren el sol a ratos, el tiempo de cocción se alarga. Es más importante un cielo despejado y un sol brillante que la temperatura ambiente.

En general los factores que afectan el tiempo de cocción son:

  • La calidad de la luz del sol en el momento que se está cocinando
  • El tipo y la cantidad de los alimentos que se cocinan
  • La frecuencia con la que se reorienta el horno
  • El número de veces que se abre la cubierta del horno (como regla práctica se puede decir que cada vez que se hace esto, el tiempo de cocción se alarga de 10 a 15 minutos)
  • La humedad ambiental es también un factor condicionante, a mayor humedad el tiempo de cocción será mayor.

Ventajas de cocinar con un horno solar

  1. No dependen de los combustibles fósiles o la electricidad para su funcionamiento
  2. No emiten gases de efecto invernadero ni cualquier otro contaminante
  3. Aprovechan al máximo la radiación solar disponible
  4. El mecanismo es muy sencillo – Son fácilmente transportables
  5. Son menos peligrosos porque no tienen llama que pueda originar fuego
  6. Al aumentar la temperatura gradualmente y no quemarse, es más saludable y muchos sugieren que la comida sabe mucho mejor
  7. Se pueden fabricar con materiales muy baratos o incluso reutilizables, como cartón

Desventajas de un horno solar

  1. Es solo para días soleados. No se puede cocinar en la noche, en días muy nublados o con lluvia.
  2. La cocción demora más. (esto es relativo)
  3. Con este sistema solo se pueden cocinar dos comidas al día. La del medio día y la de la tarde.
  4. No se pueden freír alimentos. Excepto en los diseños parabólicos
  5. Existe rechazo a cocinar fuera de la casa. Esta es una fuerte desventaja que impide un uso más extendido.

Queda claro que las ventajas de las cocinas solares son muchas y sus limitaciones  no impiden que sean el complemento ideal de otros sistemas convencionales o sostenibles, de tal modo que se pueda cocinar con una o con otra dependiendo de las necesidades inmediatas y de las condiciones de luminosidad.

A continuación se le mostrara como construir un horno solar casero.

Materiales:

  • Tijeras
  • Cinta adhesiva
  • Una caja zapatos (vacía) o un cartón.
  • Un cuchillo o Navaja (Se debe tener mucho cuidado al usarlo)
  • Una carpeta usada o un folder
  • 1 Metro de papel aluminio
  • Dos pitillos
  • Malvaviscos, queso blando o cualquier alimento solido que se pueda derretir con facilidad
  • Revistas o libros.
  • Una silla.

horno solar casero

Procedimiento:

  1. Como se necesitara una parte de cartón, se procederá a cortar la carpeta por la mitad.
  2. Este pedazo se lo coloca dentro de la caja de forma que quede curvada a lo largo de la caja.
  3. Ahora se procede a forrar la parte interior de la caja con papel aluminio (lo menos arrugado que se pueda). Se debe recordar que la parte brillante debe ir hacia afuera.
  4. Se realizan dos cortes:1 cm de ancho y 4 cm de profundo en los dos extremos de la caja (sirven para sostener las pajillas)
  5. Se incrusta un malvavisco hasta la mitad de la pajilla.
  6. Ahora la pajilla con el malvavisco incrustado lo colocamos sobre las ranuras de la caja

Para probar el horno se debe ir al exterior, al techo o a la calle o en fin a un lugar al aire libre.

Otra cosa que se debe tener en cuenta que para usarse debe ser un día soleado, para no esperar en vano que funcione el Horno.

Se coloca el horno encima de la silla, se inclina con la ayuda de los libros, de tal forma que quede orientado hacia el sol (lo más directo que se pueda)

Ahora se deja entre 10 y 20 minutos.

Es importante tomar estos aspectos en cuenta:

  • Nunca ver la luz del sol directamente, puede y es muy dañina para nuestra salud, y mucho más para el de nuestras vistas, en muchos casos puede hasta desprenderse nuestra retina.
  • Lavar tus manos antes y después de comer.